domingo, marzo 12, 2006

.: HaCieNDo MaLeTaS :.

Hace mucho que no escribía nada aquí.

Varios amigos (y otros no tanto) me lo recordaban a cada momento, a través de posteos, un par de correos electrónicos, otros dentro de una conversa telefónica.

Y yo no les daba ninguna respuesta.

Debe ser porque soy de los que creen que "si no tienes nada (valioso) que decir, mejor ni abras la boca".
Y en el caso de las preguntas "porqué no has escrito nada?" o "hace tiempo que no veo nada nuevo en el blog" ese pensamiento calzaba perfectamente el hecho no tener respuesta.

Simplemente no tenía nada que decir, a pesar de que la teleserie en que se ha ido transformando esta mi existencia (cierto flaco?) ha aportado jugosos capítulos que han sido deliberadamente excluídos de la lista de publicables, para alivio de los lectores que prefieren (y acostumbran) leer algunas cosillas más agradables de digerir en este blog (salvo dos o tres escritos más bien mamones, casi lacrimógrenos).

Lo novedoso de estos días, y que puedo compartir sin ningún tipo de remordimientos por la salud mental de los lectores, es que preparo una nueva aventura, un nuevo proyecto que se encuentra en su fase de decisiones finales. Puedo decir que está en un 95% listo, faltando sólo una decisión del nuevo empleador.

Este nuevo proyecto laboral (y personal) implica necesariamente mi traslado de ciudad en el corto plazo. El destino (O Dios, para los que creen) ha decidido que en esta instancia me encuentre solo (quiero decir sin pareja e hijos cerca) y que la decisión que ya tomé haya sido unas de las más difíciles que haya tenido que meditar últimamente, considerando el mayor alejamiento que tendré de los que amo y extraño.

A pesar de todo las maletas las estoy llenando con ilusión y esperanza de un mejor mañana. De Amor por mi mujer, que dejo acá, pero que quiero que me acompañe en un futuro no lejano a echar nuevas raíces en terrenos más fertiles que antes. De gratitud por los grandes amigos que dejo por acá, que veré menos, y que me acompañan por donde voy, aún estando lejos. Y finalmente, con mucha fuerza para enfocarme en lo que realmente me dará frutos, y eso es el trabajo que es lo que me permitirá llevar a los que quieran seguirme.

Me complica:

- Tener que levantarme a las 6 am, todos los días, los primeros dos meses.
- No saber si podré hablar con mis hijos cada día.
- No ver a mi mujer sino una vez por semana.
- No sentir a "las yeguas" cerca.
- No tomar el café semanal con el flaco.
- No poder seguir conociendo a personas que quería conocer.


Me reconforta:

- Saber que no sufriré de ojos irritados en los días de smog en Santiago.
- Pensar que no escucharé bocinazos cada 10 segundos.
- Ilusionarme que podré almorzar en casa, y talvez dormir siesta antes de retornar al trabajo.
- Que podré escuchar los grillos en las noches, mientras tomo una cerveza en el patio.
- Saber que no hay Metro atochado de gente a las 7 de la tarde, ni insufribles congestiones vehiculares.
- Saber que estamos en el 2006 y tenemos Messenger, Correo Electrónico y teléfonos móviles.


¿Cómo habría sido esto mismo hace 25 años?

4 comentarios:

Kein dijo...

Mi washoooooooooooooo..!!!! Qué quiere que le diga, pues... la mención en el post de sus "yeguas" me dejó feliz... Jajajajaja... Qué se siente tener amigas tan dijes, y ricas más encima..? =P Lo hemos conversado mucho... nos falta hacerlo en persona (Me tinca junta vip a fin de mes... el sábado te extrañamos más que montones, de hecho quedó testimonio en tu celu... onofre..?) Los cambios asustan (dímelo a mi...) pero depende de uno el que sean wenos... además estaremos cerquita... recuerda que las 'motorizadas' somos bien Schumi pa nuestras cosas, y SAN TAG salva heavy las distancias... Si querís te canto también... dicen que la distancia es el olvidooooo... pero yo no concibo esa razóooonnnnn... =P Cuando uno quiere de verdad, así como nosotros, la distancia es un detalle, mi queridísimo amigo... Voy a extrañar tus visitas esas sin aviso, pero de repente sale una sin querer queriendo... Y si no, filo... igual seguiremos en contacto y capaz que nos veamos más que ahora..!!! Así que nada, hay que tirarse a la piscina no mah, perrito..! La vida sin riesgos no es muy entrete que digamos (dímelo a mí again...) Toda la suerte del mundo en tu nueva aventura, y de corazón espero que tu mujer se haga parte de ella... porque al final el par de mermes igual se quiere y están puro irisando el mico... Am I wrong..? (Cuando dos la pelean, la ganan... dímelo a mi por tercera vez, jajajaja...)

Ya leso, cuando le baje saudade recuerde a su amiga cachalastoas y la canción fiel reflejo de nuestra gran amistad... porque, de verdad, eres parte de mi corazón...

Cleo dijo...

Mi comadre me ha dejado sin más palabras que decir.....solamente decir "gracias por la parte que me toca"....en este escrito. Lo que sí tienes garantizado, aparte de mi cariño, es que el contacto no se perderá.

Lo demás, tendrás que escucharlo en persona......;=)

(k)

pelaogonzalo dijo...

QUE TE PUEDO DECIR... CREO QUE A MÍ NO ME VA A AFECTAR TANTO TU ALEJAMIENTO (POR EL HECHO DE NO CONOCERNOS EN PERSONA). PERO IGUAL YA TE CONSIDERO UN AMIGO, UNA BUENA PERSONA. POR LO TANTO: NO ME GUSTARÍA SABER QUE ESTÁS MAL O QUE TE PIERDES DE LOS BLOG. ACÁ ESTAMOS LOS AMIGOS DE LA DISTANCIA, DESEANDOTE LO MEJOR DE LA VIDA PARA TÍ Y TU FAMILIA. A VECES SUFRIR UN POCO NOS HACE BIÉN Y EMPEZAR NUEVAS COSAS NOS HACE MUCHO MEJOR. (YO LO TENGO MÁS QUE CLARO). ASÍ QUE PÓNGALE PINO, SI QUIERE LLORAR LLORE, PERO NO SE QUEDE EN EL INTENTO. SI HAY QUE SUFRIR SUFRA, PERO MAÑANA SERÁ UNA SONRISA. LO PRINCIPAL, CREO, ES TENER UNA META... ESTAR CLARO CON LO QUE UNO QUIERE, TENGA EL COSTO QUE TENGA. TU BESO LO TIENES MUY CLARO POR LO QUE VEO. YA VENDRÁN NUEVOS AMIGOS... EL REENCUENTRO CON LOS VIEJOS AMIGOS Y SI TODO SALE BIEN, LO MAS IMPORTANTE: LA SATISFACCIÓN Y EL ORGULLO DE PODER COSECHAR UNA GRAN SIEMBRA.TU SIEMBRA.ASI QUE MANOS A LA OBRA NO MÁS Y JUÉGUESELA.

SALUDOS.

UN AMIGO.

Romeroventura dijo...

Nos vemos debajo del parrón, del damasco, al lado de la asadera, sentados en las jabas de chelas: hacer de la vida un poema.
A bientôt, mon frère!