martes, mayo 09, 2006

Preámbulo a las instrucciones para dar cuerda a un reloj.


Un buen día, yendo de alguna parte a otra en alguna micro (amarilla), y seguramente mirando hacia la calle desentendiéndome del entorno, escucho como un tipo le grita al chofer desde la acera: "Jefe, me permite decir una poesía, por unas modenas?" Acto seguido, sube y se instala en el pasillo a declamar las palabras que señalo más adelante. Recuerdo que el microcuento me quedó dando vueltas todo este tiemp0, calculo que un par de años, pensando en cómo talvez memorizarlo o guardarlo. Claro que lo buscas y lo encuentras en la red de redes, pero lo dejo aquí y lo adopto temporalmente. El mismo día que lo oí por primera vez, aquel del viaje en micro, busqué la frase "cuerda al reloj" en Google y me entregó el resultado de lo que quiero dejar aquí.




By Cortázar.

Piensa en esto:

Cuando te regalan un reloj te regalan un pequeño infierno florido, una cadena de rosas, un calabozo de aire. No te dan solamente el reloj, que los cumplas muy felices y esperamos que te dure porque es de buena marca, suizo con áncora de rubíes; no te regalan solamente ese menudo picapedrero que te atarás a la muñeca y pasearás contigo.

Te regalan —no lo saben, lo terrible es que no lo saben—, te regalan un nuevo pedazo frágil y precario de ti mismo, algo que es tuyo pero no es tu cuerpo, que hay que atar a tu cuerpo con su correa como un bracito desesperado colgándose de tu muñeca.

Te regalan la necesidad de darle cuerda todos los días, la obligación de darle cuerda para que siga siendo un reloj; te regalan la obsesión de atender a la hora exacta en las vitrinas de las joyerías, en el anuncio por la radio, en el servicio telefónico.

Te regalan el miedo de perderlo, de que te lo roben, de que se te caiga al suelo y se rompa.

Te regalan su marca, y la seguridad de que es una marca mejor que las otras, te regalan la tendencia de comparar tu reloj con los demás relojes. No te regalan un reloj, tú eres el regalado, a ti te ofrecen para el cumpleaños del reloj.



Disfruten con: www.juliocortazar.com.ar

10 comentarios:

Kein dijo...

Adivina en qué pensé cuando leí la frase 'Te regalan el miedo de perderlo, de que te lo roben, de que se te caiga al suelo y se rompa.'

Adivinaste..!!!! 'te le cae... te le rompe..!!!' (Wuajaja, esa frase quedó pal bronce..!)

Tk..!

Romeroventura dijo...

Sabía yo que, por algo nunca he usado reloj en mi vida. Como para variar, el buen Julio otra vez tenía la respuesta.

CaLViN_oNe dijo...

dejé de vestir reloj desde que se apagó la última pila. y se apagó la ansiedad y ese maldito gesto de levantar el brazo y la muñeca izquierda a la altura de la cara y ver la hora aún cuando no necesites saberla.

CaLViN_oNe dijo...

qué wena! ... gran anécdota ... :)

Cleo dijo...

Lo pensaré dos veces antes de comprarme el cuarto reloj....de esta temporada.

La Reina del Nilo.

Interd!cta dijo...

Pucha, como que me sentí "culpable" ... tal vez no es la palabra pero sí me dió una sensación extraña.
Yo no puedo estar sin saber la hora, no soy esclava del reloj de muñeca pero sí del de velador, el del video( se me salió lo vieja), el del celular a falta de los anteriores, etc. Es tanto que cuando viajo (una vez a las mil) llevo mi reloj de velador conmigo, y mejor ni comento lo que sufro cuando duermo fuera y no tengo un reloj a la vista ...
No sé qué será, tal vez esté para psicoanálisis, pero es así de serio ... y lo más raro es que para mi nada se mide en tiempo, las duraciones son relativas, aplicables a otros criterios. Bueno, será Cronos* me rije.

Saludos, ya terminé tu blog!!!

(* dios del tiempo)

CaLViN_oNe dijo...

tener la paciencia de leer este blog entero, da para sicoanálisis?? ....

Interd!cta dijo...

... ni tanto, si también existe la Lectura Sacádica y la técnica de la Pre Lectura ... ja!!!!

(deformación profesional)

Un Beso

Crimson dijo...

La noche boca arriba....
tiene una anecdota muy sabrosa, siendo profesor cortazar, se quedo con esta obra de un alumno,
sera verdad?

LaRomané dijo...

Yo no puedo andar sin reloj, anda con la sensación de vivir en un dimensión paralela...puedo andar sin hartas cosas, pero sin reloj...JAMAS!
aunque sólo ande dando la hora.

Cariños
x0x0x0x0
LaRomané