sábado, mayo 20, 2006

A un hijo de Puta ...



Cuando nació, hace algunos años, no estuvo su padre para recibirlo en sus brazos, ni besarlo tierna y nerviosamente, como lo suelen hacer los padres al momento del nacimiento de sus hijos. Sólo estuvo su madre esperándolo afuera, entre el dolor y el nerviosismo de primípara, y el encanto y ansiedad de saber que por fin le vería el rostro a aquél que le turbaba sus poco dormidas noches con patadas ventrales y la trastornaban con náuseas matinales.

Su padre pudo haber sido cualquiera de los asiduos a los depreciados encantos de la mujer que lo llevó en el vientre durante los últimos ocho meses y medio.

Ni siquiera ella misma tenía demasiado preciso en su mente el nombre (ni siquiera el rostro) del dueño del espermio responsable de la situación, literalmente embarazosa, que le tocaba vivir cuando le contó de su preñez a su amiga y compañera de toda su vida callejera. A pesar de todo, optó por no “hacerse remedio”, como le aconsejó la Juana, que argumentaba la juventud de su amiga como para “cagarse la vida tan luego”.

Hueá mía no más poh, huevona! – le contestó la María cuando escuchó el consejo, dándole la espalda y alejándose del carrito de completos donde saciaban (al lápiz) la triste hambre esa fría noche.

La María creía que esto era una señal de la “Santísima Virgen” para “salir de la calle” y hacer una vida más normal. Si se creía poseedora de esa divina protección cada día y noche de su pobre existencia, también podía ser que la Santa Señora quisiera para ella lo que Dios le había destinado también en su momento. Le sonaba razonable, y hasta milagroso. También podría pensar en conseguir un trabajo menos sacrificado y más decente, del cual se pudiera sentir orgullosa y le permitiera dedicarse a la crianza sin contratiempos.

La sala común del Hospital Público estaba atestada de gente que visitaba a las 6 parturientas y a una operada de vesícula. Entre el murmullo permanente y las idas y venidas de todos, ella amamantaba a su hijo, sin esperar visitas, sin esperar nada, sólo con la esperanza de volver luego a la pieza que arrendaba en el sector de La Toma, arropar al bebé y encender la estufa a parafina que había comprado al semanero con el crédito de la dueña de la casa, que le tenia cierta mezcla de compasión y cariño.

Cuando el médico de turno la revisó por última vez y le dio el alta, tomó sus ropas, abrigó a su hijo con la mantita blanca tejida a palillo, y se encaminó a la salida del hospital, rumbo a su casa.

Envuelta en su viejo abrigo y sus antiguas esperanzas, caminó a duras penas hasta la parada del bus que la llevó por fin a su casa, donde la esperaba su casera con un té caliente y una fría mirada. Todo bien, María? – le preguntó de entrada. Todo bien señora Rosa, gracias – le contestó, mientras tomaba la taza de té y sorbía el reconfortante brebaje.


************

Un año cumple el rodriguito, ya? – preguntó la Juana. Si poh, un año. La cagó como pasa el tiempo! Vai a ir al cumpleaños de tu ahijado, no es cierto? – contra preguntó la María. Si poh lesa, cómo no voy a ir? – dijo la Juana, mientras pagaba los dos completos en el carrito y luego tomaba del brazo a su comadre para tomar el mismo sitio de siempre en la misma fría rotonda.

20 comentarios:

Cleo dijo...

Qué buen escrito...

Leyéndolo, me viene a la mente la imagen de las muy venidas a menos putas de la Rotonda Quilín, a las cuales ni siquiera la construcción de una moderna autopista, un mall y una estación de metro, lograron corretear del lugar...sólo se movieron unos metros más allá dentro de la misma rotonda.

También me acuerdo de una frase de Rubén Blades en "Pedro Navaja": "Cuando lo manda el destino no lo cambia ni el más bravo; si naciste pa´martillo, del cielo te caen los clavos"

Besos, por miles...

La Reina del Nilo.

LaRomané dijo...

LOs hijos nunca eligen a sus padres, pero muchas veces cargan con el peso de sus actos en forma injusta.

Saludos trasnochados aún

x0x0x0
laRomané

PD: parece que llovieron caracoles, pero sólo sobre tí, porque yo no los vi...jajaja

Matilda dijo...

Historias d vidas ...
Un Beso

Anita dijo...

....y la vida continúa...

Cariños.

Romeroventura dijo...

...en qué irá, ah??

Kein dijo...

Bonita opción rechazar el consejo de no cagarse la vida tan luego... No te parece..???

Besho

(Hice un link en mi blog pa'l Calvin 2.0)

PS: Cada día más complejas las verificaciones de la palabra..! Shit..! =P

CaLViN_oNe dijo...

cleo:
Darling... qué dificil es, a veces, salirse de la comodidad de la penosa realidad.

laromané:
Es tan cierto como que los buenos amigos son los hermanos elegidos (como dice la keincita).

matilda:
Besos para ti, grx por la lectura ... ;=)

anita:
pa'lante no más, qué más queda??

romeroventura:
así no más poh ...

CaLViN_oNe dijo...

kein:
Socita (respuesta exclusiva, tu cachai!) ... opción de corazón, mezclada con la ingenua ilusión de un futuro mejor?

Ya pues, estamos trabajando en hacer crecer la cantidad de Canciones de mi vida.

Besos ...

Kein dijo...

Hice toda una respuesta, pero me arrepentí... hoy no es un buen momento...

Tk..!

Siempre Yop dijo...

Nadie elige a sus padres , como ellos tampoco eligen a sus hijos, el arrepentimiento a veces viene de ambos lados,

gracias por la visita,
nos leemos

Lady Kayser dijo...

Nah... a la larga.. siempre habremos.. los que nos quejamos de lo que nos toco..
es asi nomas pueh!! Life.. alive!!

santolaya dijo...

la vida en la marginalidad es muy dificil y hacer buenos relatos es tambien dificil .Este es un buen relato.

Interd!cta dijo...

Gracias!!!

Te cobraré la palabra, de verdad espero verte a la salida.

Un beso y un abrazo ...

Loretto Gonzalez dijo...

Notable el post... alcanzó pa darme una vuelta en la calle, en el hospital, en el carrito de completos y en la incertidumbre...

Anita dijo...

MUAK!!

sin censura dijo...

Quieres ir a una muy buena fiesta y conocer los blogeros que te leen?
Entra AQUI

apuntes de taller dijo...

Hola, lleque aqui por tu comentario a mary rogers...me dio curiosidad.

bueno, creo que ante la vida no me gusta juzgar... es personal la opción de elegir la vida, la muerte, el amor, el desamparo...cada uno va tomando las decisiones que crearan su futuro... no crees?
un beso...

Alejandra dijo...

Hola... gracias por tu visita a mi humilde blog... pasaba a saludarte y me encontré una historia de vida como muchas.

Saludos,
Ale.

invisible_soledad dijo...

olas...me has visitado y yo no te había devuelto la visita, bueno, me gustó tu blog, el relato tb, buenas descripciones, es fácil dejarse llevar e imaginar todo el amor y el dolor....

bueno, yo estoy a favor del aborto y en contra de todo aquello que nos obligue a hacer lo que no queremos hacer....

Cleo dijo...

Cariñito, estamos dando vuelta el "yeitinggg"....

Oh my blog!