martes, julio 11, 2006

.: Un Santo Remedio :.


"Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano en tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja.

Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y los ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con perfume viejo y un silencio.

Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo de aliento, esa instantánea muerte es bella.

Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar a contra mí como una luna en el agua."

(Cortázar)

7 comentarios:

Kein dijo...

Me dejó suspirando tu post... Imposible comentar... Sólo se siente...

(Andamos romanticones, ah..?)

Abracito...

Cleo dijo...

Ahhhh!!!
Lindo, lindo, lindo.....
Dichosa la dama a la cual Cortázar dedicó esas letras.
Acordes con el día, además.

Té con queque y manjar!!! (para variar)

La Reina del Nilo suspirosa...

Una de Dos dijo...

".. y cuando quieras que yo te quiera, deja que llueva .."

FuriosaCanifru dijo...

¡¡¡Grande Cortázar!!!

Kio dijo...

Deje.. una lagrima tirada por este Post.. Uf!! que palabras.. Un poco justas para este momento

un abrazototote
exito
coti

Ligeia dijo...

Un ángel caído acarició mi delgadez, sus alas eran negras como su alma y sonreía al dejar caer mis diminutos encajes, la herejía era exquisita, quería entregrarme a su maldad masoquista, vestir sus regalos reveladores, dejar una esfera de oro en mi ombligo...
Sólo para seguir mi huella en los ardores del que alguna vez fué mi Castillo...

Antonia Katz dijo...

La forma más fantástica de sugerir algo poéticamente, desde hoy en adelante será: quieres que juguemos al cíclope?

Un abrazo