miércoles, septiembre 20, 2006

// Perdone lo poco! //

Tengo la costumbre, seguramente como muchos, de leer algunos blogs interesantes en cuanto se aparece un tiempo ocioso en horas de la noche, y me encuentro con algunos comentarios que me llevan a pensar en lo importante que se hace para algunos ser leídos y comentados, es más, se convierte en algo vital, en el leitmotiv, en la idée fixe.

Cuánto de egolatría hay en los que escribimos nuestras cosas, a veces más íntimas, en un medio tan masivo? Porqué alguien que vive en Madrid, Miami, México D.F., Maracaibo, o Costa de Marfil tendría que interesarse en nuestras aventuras, desventuras, alegrías o propias miserias? Qué le puede importar a Las Ultimas Noticias lo que hago yo con mi vida personal?.

Cuánto hay de seudo divismo, de egos superdesarrollados, de exhibicionismo, de autocompasión en tantos blog que dan vueltas por la blogósfera, a punta de contadores de clicks y de visitas? (a partir de este post deshabilito el mío).

Cuántos somos responsables de ayudar en la inflación de tanto ciber ídolo, gurúes, divos y divas, locos y locas, gays dentro y fuera del closet, comentando cuánta tontera se viene a la cabeza, o simplemente alimentando sus contadores de ego a punta de voyerismo?

Cuando inicié mi blog no tenia ningún interés en ser éxito editorial, ni postular al “Blog Aguard”, ni salir publicado en el diario como el blog revelación, ni el más visitado, ni el más comentado, ni ser considerado ídolo con mis publicaciones originales, atrevidas, calentonas, o machistas/feministas (los que me conocen saben que puedo ser más mina que algunas minas, lo que me permitiría sin mayor problema escribir algo relacionado con lo “penca”, (valga aquí la redundancia) que podemos llegar a ser algunos hombres), también podría hablar de mis fracasos sentimentales sin mayores filtros, lo que me daría un estatus de víctima nada despreciable, y de paso darle un tiro de gracia a las causantes de mis desgracias.

Simplemente, decidí que escribir en cuadernos, a estas alturas de los siglos, no sería tan cómodo como escribir en un medio que puede ser rescatado desde cualquier lugar del mundo, sin necesidad del papel y el lápiz (además que me da mucha flojera escribir “a lápiz”). Además de compartir algunos recuerdos e ideas variopintas con algunos cercanos, sin la búsqueda de la opinión, o corrección, o intercambio de ideas.

Lo que hay en el blog, soy yo, no hay más, no necesita reafirmación ni contradicción para ser mejor o peor.

Es lo que hay.

En fin, el desnudo del alma (qué expresión más cursi, y verdadera) es una gran avance en la evolución de cada uno. Pero, será necesario depender de la aprobación de los demás para sentirse que uno va enfrentando sus fantasmas en forma correcta? No basta con sólo publicar como una manera de sólo expresar? Si escribiera en un cuaderno todas estas cosas, lo mostraría a las visitas que llegan a mi casa?

Quién será capaz de sólo publicar por el simple hecho de publicar? Sin esperar el comentario del tipo: “Idolo! Me encantó lo que escribiste!”, o “A mí me pasó algo similar” (ego del comentarista), o simplemente “Te vine a saludar, gracias por la visita” (comentarista-voyerista-en busca de visitas)? Creo que nadie. Siempre es bienvenido el comentario, lo que no logro entender es la obsesión, la dependencia del comentario y la visita.

Mato por rating?

Escribo lo que sea por que me lean?

Comento por donde sea, para que, gracias a la “reciprocidad bloguera”, siga incrementándose mi Hit Counter?

O Simplemente escribo?

O estoy equivocado? Y esto ES así?

Porque, si es así, perdone lo poco.

15 comentarios:

Cleo dijo...

Ya sé que no buscas empatía con este post pero.....celebro todas y cada una de tus palabras.
Por eso el mío nunca tuvo contador de visitas, ni tampoco tengo aviso por mail cada vez que me comentan (nada personal con los que sí usan este sistema).
Me basta con echarle una ojeada cuando se me da la gana, y con escribir mis fantasías solamente por darle gusto al cuerpo y a la pluma.
De lo bueno, poco....así que estás perdonado.

Besos,

La Reina del Nilo.

LaRomané dijo...

Yo cuento lo mismo que le cuento a mis cercanos...

COmo mi blog no es terapeutico, reconozco que me importa que me visiten y me comenten...de lo contrario escribiria para mi, escribiria de otros temas y , obviamente, no los pondria en la net y menos permitiria que la posibilidad de aceptar comentarios.

POr ende, mis post, hablan de las cosas que quiero compartir con aquellos que conozco y aquellos desconocidos tb. Por lo gral, los post mas truculentos son de dominio de algunos (como el ultimo).

SAludos...y disculpa, lo poco del comentario...jajaja
x0x0x0x0
LaRomané

Interd!cta dijo...

Mmm ... Yo sólo publico por el hecho de publicar y no para que me lean, respecto a los comentarios me parece que esperar genera ansiedades que no estoy dispuesta a pasar, salvo que quien comenta valga la pena, y está claro que más de uno en su oportunidad no ha sido bienvenido.
Parece que harto bien te hizo el descanso dieciochero, volviste más "discurrido" para escribir y tan o más asertivo que siempre ... finalmente escribiste lo que tantas veces conversamos.
Tanta inspiración se me hace a que, de una, se te descompactó todo (pero, se puede compactar otra vez ¿cierto?).

Un beso!!! ... a ver si uno de estos días nos vemos (para conversar de nuestras vidas, digo)

Kio dijo...

Hay gente que solo quiere que los comentes,que su blog sea publicado en algun diario..
Lo importante es tu opinion.
a mi me gusta tu blog, lo veo de vez en cuando, a veces ni te comento.

un beso
exito
coti..

Romeroventura dijo...

Ni sabía que tenías blog.

Little_Fairy dijo...

vuelvo a saludarte y expresarte en este comentario que concuerdo con tus preguntas y reflexiones, creo que siguiendo tu tema escribiré algo al respecto. Asi que pido permiso por la idea. Vale?

jejejejejejej
eso es..nos veremos por ahí en el cyber-espacio

kisses

Patricia dijo...

Para mi escribir es un ejercicio que adoro, expresar mis ideas y que otros comprenden lo que digo, genial.

Leer lo que otros piensan, cómo ven la vida, cómo la sienten, como actúan frente a ella, también es algo que no deja de sorprenderme.

Las razones de por qué se escribe han de ser tantas como blogs existen, y da igual la razón.

Lo importante es estar bien, bien contigo mismo. No todo tiene que estar sujeto a un juicio valórico. No todo tiene que ser bueno o malo, feo o bonito, correcto o incorrecto.

Escribir es un placer y he descubierto que recibir comentarios también es un placer... nada que hacer, así resulta ser.

No existe más... si sólo nos interesa escribir, no necesitamos juzgar el cómo y por qué lo hacen los demás... y no necesitamos tampoco justificar el por qué lo hacemos nosotros.

Lo hacemos, no hay más... es sólo lo que hay...y yá.


Un abrazo... cariños.

ahoratodostusolo dijo...

Lo suyo me parece extremadamente legítimo y útil. Lo pienso sobre los blogs lo traté con mayor desarrollo en

http://ahoratodostusolo.blogspot.com/2006/08/yo-bloggeo-t-bloggeas-etc.html

En mi caso en particular, pese a mi apariencia recia de hombre desalmado, me encanta escribir mis vivencias y sentimientos. Pero básicamente lo hago para no olvidar, para maravillarme con las alternativas de la vida y en los incómodos cuadernos a los que haces referencia.

No me motiva en demasía que otras personas sepan lo que siento. Pero me encanta debatir sobre hechos y cuestiones de interés general. Para eso usamos los blogs que creamos con mi compadre. Creo que es una alternativa legítima también.

Rabinsomne

Kein dijo...

Y pensar que por tu culpa me metí en esta cuestión, jajaja!!!

Hay mucho de cierto en lo que dices, perrito... por ej., nunca había pensado eso de andar mostrándole el cuaderno con mis escritos a las visitas que llegan a casa... sin embargo el blog lo lee quien quiere..! Curioso...

Un abrazo apretao, te echo de más...

Anónimo dijo...

Curiosidad provocan los curiosos que sólo aparecen por la curiosidad de saber de quienes tienen y disfrutan de lo que ellos carecen.

Anónimamente, YO.

Becka dijo...

con tanto comentario suprimido, creo que a algunas gentes medio les molestó tu post...
como sea...yo escribo mi blog pa que no se me olviden mis aventuras ni los lugares que visito y de paso poner fotos para que mis amiguis las vean y cachen donde andaba "hueviando"...y si alguien más me visita...bakan!

Besos al perdío...

resonANSIAS MAGneticas dijo...

Mi apreciadisimo e inteligentisimo blovecino., -espero- futuro bloamigo. Es asi y a la vez no es asi., creo que no se debe generalizar, las razones para iniciar un blog son infinitas!., en lo personal lo inicie como una manera de descarga emocional, en ocasiones como un tambo de basura, como un kleanex, como un suplemento de prozac, como diversion, ya lo he dicho muchas veces en varios post, mejor que ir a un confesionario, mas economico que una visita al "psico". Me he encontrado con blogs como tu dices, adictos a los contadores, algunos te siguen !aunque no dejes marca!, no se como pero saben que estuviste ahi., jajjaaja. como una especie de perros cazadores ciberneticos., como se hace NI IDEA., en lo personal no lo inicie con la intencion de ser leida, pero si llego el momento en que me resulto imposible y MUY AGRADABLE, interactuar con los demas blogueros, en visitarlos de manera constante y lo disfruto, si esta bien o mal visto, !lo disfruto igua;!., por curiosidad llegue hasta tu blog, !y me gusto!, y aun si no hubieras devuelto la visita hubiera regresado, quizas de manera anonima., (tienes perro virtual?), jajajaja. en fin. creo que bloguear es una manera de expresion personal, yo espero jamas ser leida por las personas que me rodean., mi blog es una tumba para mis conocidos., nada tienen que hacer ahi. jajajaja. es lo que dicen las ventana de johari, mi ventana secreta. mi basurero a veces, mi baul., mi espejo. asi las cosas. Un abrazo.

Antonia Katz dijo...

Calvin: esto fue un exceso de razocinio, las motivaciones de cada cual son tan íntimas, que humildemente pienso que rara vez daremos con ellas a través de un post. Para mí los comentarios, visitas, amistades dentro y fuera del espacio virtual y un sinnúmero de etcéteras son siempre un regalo y no lo contrario.

Un abrazo

Patricia dijo...

Opinar en estos temas sin dar un nombre es una verdadera cobardía.

Un actitud demasiado desagradable, una opinión que en verdad no vale.

Porque si para decir lo que pensamos necesitamos escondernos tras un “anónimo”, entonces si eres hombre, el anónimo te hace poco hombre, o nada de hombre. Si eres mujer, el anónimo te hace poco mujer, o nada de mujer. Para uno y todos cobardía, es el único nombre que se les puede dar.

Me excuso contigo Calvin por opinar respecto a quienes te leen, pero es el segundo sitio que visito en el que me encuentro con esto y definitivamente terminó por fastidiarme.

Un abrazo, cariños.

Andrée-Liz dijo...

Hace tiempo que no venía por acá.

Creo firmemente que los juicios que emitimos del resto, son por lo general, proyecciones de uno mismo.

Interesante saber tu opinión respecto al fenómeno de los blogs. Me ayuda a conocerte.

Tiene este comentario un mínimo de nivel neuronal? :P

Espero no ser borrada... jajaja.