lunes, noviembre 27, 2006

:: tiempo, o cómo estirar el elástico ::




Más de una vez he tocado el tema con alguien muy especial.
El tiempo es para aprovecharlo de la mejor forma.
.
Es una manera de hacer que las cosas duren más de lo que parecieran estar destinadas, y disfrutarlas en toda su extensión, como si fuera el último día.
.
A propósito de esto, y de la costumbre de "estirar el elástico" traigo a este espacio un extracto de un texto de Fernando Villegas.
.
.
.
“En mi inclinación creciente – con los años – al placer, en verdad a la obsesión de la lenitud he ido superando semana a semana nuevos récords. La lentitud, como la velocidad, tiene su propia dialéctica. La primera va de más en más, la segunda de menos en menos.

Supongo he de alcanzar un día la perfección de la inmovilidad absoluta. Siento como si para satisfacer mi aspiración de toda la vida a obtener y asimilar absolutamente el meollo de las cosas y de los momentos, a no dejar línea de cada libro leído sin entender y recordar a tenerlo todo siempre en mi conciencia e instantáneamente, de completo cuerpo presente como sólo la mente de Dios puede hacer mi deseo insaciable de aspirar hasta el último átomo de cualquier fragancia, detener para siempre la imagen de una brisa arrastrando en su movimiento esas particulares hojas y pétalos, ese instante de luz rozando el dosel de la arboleda en el jardín de mi casa, el camino rural visto al pasar desde un vehículo en marcha, cada perro vagabundo que nos ha mirado con esa mirada ciega e inmensamente triste de los seres y las cosas abandonados, siento pues que para lograr todo eso e inmovilizarlo de manera que el entero universo sea como una galería de arte en con toda una eternidad para recorrerla y apreciar cada pieza y hacerle justicia en su dignidad debiera yo dominar el arte imposible de hacer cada segundo un lapso indefinido elástico un espacio inmenso que pueda recorrer a paso de polca, quizás para siempre. De otro modo, asumo que pierdo el tiempo.

¡Qué idiotas me parecen quienes, con aire de importancia, se jactan de tener “sólo un par de minutos” para esto o para aquello. El tiempo el fluir de la vida, la vida misma, sólo puede apreciarse si se concentra uno en él o en ella totalmente. O se lo pierde. Se la pierde.”


(extracto de “El chile que no queremos – Fernando Villegas)

2 comentarios:

Cleo dijo...

Eso es lo que quiero!! Tiempo.

La Reina del Nilo alcanzada.

Mary Rogers dijo...

qué texto tan sabio...se las trae él (y tú también, veo)
Un abrazote