lunes, enero 08, 2007

:: una cita (II Parte) ::

... y cuando mirabas tu anillo, me taladrabas con tus ojos verde-mar.

"Mal momento para dejar de fumar" - pensé, y encendí el primer cigarrillo del día. Buen avance, pienso, considerando que hace algunos meses, podría haber estado encendiendo, a esa hora, si no el último, el número 15 o 16 del día. Esto mismo nos obliga a cambiarnos de mesa, al sector de fumadores. Me sonríes, y me perdonas.

Buena mesa, con vista a la calle.
Dos muchachos cantan, mientras, en una servilleta, te escribo:

"Hoy te ofrezco mi amor, muy largo en el tiempo,
te ofrezco mi lealtad incondicional,
mi paciencia y mi ancho corazón.

Con nuestras miradas, y los latidos
de nuestros corazones como testigos,
me uno a tí, en una cacería mutua,
que no será ni jaula ni celda,
si no una compañía para volar al Sol, juntos.

Te amo, eZpoZa
06/01/07
Viña del Mar"

Tu mirada ahora es húmeda, al terminar de leer.

Tomas la pequeña caja, sacas el anillo que seguía ahí, a la espera, y me lo calzas lentamente en mi dedo anular, mientras me susurras “te amo” … y me escribes en una servilleta:

“tal vez no pueda prometerte que siempre todo será igual,
tal vez la magia se nos esconda,
tal vez la vida se nos torne demasiado real,
tal vez algún día nos miremos y no nos veamos.

Tal vez sientas que lo cotidiano nos acecha, nos amenaza,
Tal vez te asustes o tengas aún más fuerzas.

Pero sin importar los “tal vez”, los “quizás” y los “y si”,
SIEMPRE podrás mirar a tu lado y encontrarás a la misma mujer que se enamoró de ti, la que, sin mucho pensar, te dio su amor, puso su alma cansada en tus manos y que hoy, más que nunca, te ofrece seguirte y acompañarte en esta “locura” de amarte.

Sin importar lo que pase, soy y seré tu “Santo Remedio”, ese sin prescripción ni recetas retenidas, ese que es tuyo y que sin querer atrapaZte una noche … que es sin cambios ni devoluciones.

Te amo, sin jaulas ni celdas, sólo con la libertad que siempre nos ha guiado el corazón.

Tu eZpoZita.”


Esos son mis votos, me dices … y hacemos un “salud” … y reímos.

1 comentario:

resonANSIAS MAGneticas dijo...

AAAhhh Claudio, sigo emocionada!!!!!., vuelvo a decir lo que te acabo de decir, cuando ponga orden a todo lo que me pasa por la cabeza en este momento te lo hare saber. Tu felicidad es contagiosa brotan chispas de la pantalla!!!. de entrada solo se me ocurre desearles lo mejor, que Dios los bendiga. yy queeeeeeeeeee eeemoocioooooooooooonnnnnnn!!!!.

Un abrazozozozozote.