jueves, agosto 23, 2007

:: de bajadas y silencios ::


y decía que de tantos recuerdos, ya perdí la memoria.
que de tantas caminatas, el camino se perdió.
que entre tantos besos, ya no existe el sabor de sus labios
y que de tantas noches desaparecieron las estrellas.
.
decía, antes, que en lo más profundo del silencio se sentía su voz.
que sigo creyéndolo, digo.
la lengua del silencio se muestra irónica, sarcástica.
sabe que no dura en mi boca.
.
no creo, en definitiva, en la pérdida de la memoria.
más bien sospecho que en la bajada
se me quedaron los rastros de su (bello) rostro
y el volumen de su llanto.

1 comentario:

Coti Alonso H dijo...

La memoria no se pierde
lo que se pierde es el sentir.

coti desde los escritos urbaos