lunes, octubre 29, 2007

:: adiós Beijing! ::

Palos porque bogas …

A mediodía, y parte de la tarde, apaleó a tres manifestantes, detuvo a otros cuatro, y lanzó seis bombas lacrimógenas. Por la noche comió algo liviano, se vió en el Noticiero Central, y luego hizo dormir a su hijo menor. "... duerme tranquilo, niño inocente ... ", entonó, y apagó la luz.
.
.
(será hasta el próximo año ... a propósito de concursos.
pensándolo (leyéndolo) bien, no estaba para premio, digo yo).


1 comentario:

Sureando dijo...

estaba para premio y modestamente el que escribí yo también. De los seleccionados me gustó "Mi increíble papá". Para otra vez será.