domingo, enero 06, 2008

:: de las güenas picás ::

El autor de este blog no es precisamente lo que podríamos llamar un "gourmet", ni menos un crítico culinario, sin embargo creo poder aportar algunos datos que, con el tiempo, y buena compañía (sobre todo esto último) he logrado encontrar. Tal vez no sean LO novedoso, pero dejo el testimonio, que es, al fin de cuentas, el fin último (no es redundante ésto?) de este rincón virtual.


- EL CAFÉ -

El dato de esta semana es un café ubicado en Brasil esquina Huérfanos, frente a la Plaza Brasil (en la foto). Siendo las 4 de la tarde, con un calor que ronda los 38 grados al sol, y sin haber almorzado aún, decidimos - con ELLA - entrar a este lugar, que habíamos conocido anteriormente, y del que nos gustó mucho la ambientación. Se mezclan aquí la antigüedad del lugar, donde la fachada marca la tendencia, y algunos toques modernistas-vanguardistas en el interior del local, que tiene sillas y mesas de madera, muebles antiguos, y una barra que debe ser de principios del siglo pasado.
.
El lugar no es pretencioso, de hecho el piso de baldosas pareciera no haber sido cambiado en muchos años, y su desgaste natural es un aporte a la nostalgia. La atención de las meseras es rápida y diligente. Muy amables ellas, nos ofrecen la carta y discretamente se retiran a la espera de la elección, que no se hace fácil, hay que decirlo. La variedad de sandwiches y "pinxos" hacen releer varias veces antes de decidir por un par de sandwiches. Uno de salmón ahumado, con cebollín, lechuga, tomate, mayonesa, aderezado con aceto balsámico y aceite de oliva; y el otro un pastrami con acompañamiento similar, ambos en pan baguette (de tamaño más que bueno para el hambre que había, calentito y fresco. Como somos semi-abstemios, no probamos alcohol (con este calor no lo soporto), pero la cerveza encabeza las preferencias de los demás que deambulan a esta hora.
.
Insisto, como ésta no es una crítica culinaria, me quedo con la sensación agradable de la buena y rápida atención, el ambiente que llama a no perderse detalle en la decoración (tarea para los que vayan), la música (se puede conversar tranquilamente, sin ruido excesivo), los sandwiches muy ricos, los jugos de fruta naturales, y las ganas de volver a probar los helados artesanales que se ofrece. Ah! ... y los precios, muy razonables.

6 comentarios:

nara dijo...

suena muy bien...lastima que mepilleun poco lejos, si un dia paso por ahí lo tendré en cuenta !!

un abrazo.

Ella dijo...

¿Y la otra picada?, ¿la del aperitivo? .... ¿tendrá mención aparte? (se la merece).

I hope so ...

Paula... Andrea dijo...

Buen dato al parecer, me gusto lo de los jugos naturales.

Habra que ir a conocer.

Saludos!!!!!!!!!!!!!!

Angie Sandino dijo...

Siempre es bueno encontrár sitios así donde poder pasar un buen rato al ser bien atendidos... lástima que quede hasta por alláaaaaaa!

Un abrazo!

LiRio dijo...

buena picada!
yo he estado ahi, tomando desayuno algún dia del fin de semana...

muy agradable y rico.

super!!!

creo que deberíamos hacer un intercambio de datos de ese tipo, hay lugares buenos que se pierden o lo que es peor aun, uno se los pierde :(

cariños

Evan dijo...

Me encantó este post!

Todo acompaña, el ambiente, la música suave, la atención rápida, todo hace que den ganas de regresar a esos lugares...

Que pena que me quede tan lejos...

Un beso Claud!o