viernes, marzo 05, 2010

:: del estrés post traumático ::

vino el ruidoso movimiento
de las ventanas
y el techo
como un grito
de ultratumba.

dos minutos
como dos horas,
como dos putos años,
como dos infiernos,
dos llantos.

cuando terminó
no había ya florero,
ni vaso,
luz
ni agua.

se me quedó la sed
el temor
y el silencio oscuro,
por
siempre.


27/02; 03.34; Richter 8.8

4 comentarios:

Acuarela dijo...

¡Que profundo!
Cuanto lo siento...
¡Fuerza Chile!

AleMamá dijo...

Se nos paró el reloj...¿quién no rcuerda cómo fue, donde estaba, qué hizo enseguida?
Saludos

Natalia dijo...

Y pensar que no es el primero ni el último que nos tocará vivir. Así es nuestra tierra, más vale adaptarse a ella.
Bye!

LiRio dijo...

increíble...
me mandaron al psiquiatra para que me evalué el estrés post traumático...
y mira donde llegue...

un abrazote amigo.