sábado, diciembre 11, 2010

:: de los cumpleaños de las madres ::


Este día estarías de cumpleaños y te habría llamado temprano para decirte "felicidades vieja chica", y seguramente habríamos almorzado juntos con  tus, hasta ahora, 12 nietos, hijos y Padre.

Lo más probable es que habrías andado, aunque a paso lento, por todos lados intentando que todo estuviera bien servido y que nada quedara al azar, como siempre lo hiciste cuando estabas entre nosotros. Seguramente te habríamos retado, te habríamos dicho una y mil veces "ven a sentarte a comer" y no lo habrías hecho hasta que todos estuviéramos con nuestros platos debidamente servidos y no quedara nadie "mirando para la carnicería".

Habrías preparado cosas ricas, muchas ensaladas y nos habríamos reunido todos a la sombra del parrón de tu casa a reír y contar las mismas historias de siempre hasta que llegara la noche y tú, con esa gigantesca voluntad hayas dejado todo limpio y ordenado.

Esta vez, como hace algunos años, no podremos abrazarte, pero estaremos todos los que te amamos recordándote con Amor, Madre que estás en los Cielos.

Acá abajo, en la Tierra, te extrañamos.

1 comentario:

nara dijo...

que bonito, recordar como hubiese sido es una manera de vivirlo.

te pareces mucho a ella, imagino que te lo han dicho mas veces.

un abrazo claudio.